Piedras de Bakio

Grabé este vídeo el día que me fui a la playa de Bakio, cerca de Bilbao, en agosto, con el fin de explorar formas de relacionarme con un espacio natural y definir maneras de plantear el trabajo en exteriores con todo el equipo, cuando ibamos a volver todos juntos en septiembre.

Llevé mi cámara de fotos y otra de vídeo y empecé por captar imágenes del paisaje, de las superficies, de los movimientos del agua, de la arena, de las piedras de la playa. Llevar cámara (que sea de foto o de vídeo) siempre me ayuda a afinar mi ojo, a observar el entorno de manera más consciente y activa y me parece un buen ejercicio de percepción.

Me quedé un largo rato en un espacio detrás de unas rocas donde había muchas piedras dispersas en el arena. Venían del río que entra en la playa desde la montaña. Eran piedras de diferentes colores y tamaños, muchas tenían formas muy lisas. Empecé a crear un espiral con las piedras. Fui buscando las piedras para crearlo y empecé a sacar piedras que estaban parcialmente enterradas en la arena. Me gustó esta sensación de elegir una piedra que estaba medio enterrada sin tener idea de su tamaño antes de sacarla. La mayoría de las piedras enterradas tenían formas muy redondas y lisas, parecían huevos. Al sacarlas de la arena, se quedaba un hueco que se llenaba enseguida de agua. Me hacía pensar en la acción de buscar patatas, que también se sacan de debajo de la tierra y que también vienen en diferentes formas y tamaños. También, y sobretodo, me hizo pensar en los huevos de las tortugas que buscan sus playas especiales para esconder sus huevos en el arena.

Decidí llevarme una de las piedras. Era perfectamente oval, muy lisa, y gris. No sé porque era esta piedra que elegí más que otra, pero era justo un poco más grande que mis manos y me resultaba agradable sujetarla y acariciarla, y sentir su peso. Esto de llevar piedras a casa es un hábito que tengo desde hace mucho (suelo viajar con maletas que pesan bastante), y me parece que es algo que hace mucha gente. Parece que las piedras nos mueven de alguna forma especial. Quizás sea debido al hecho de que existen desde las edades más antiguas, y que son un concentrado tan fuerte de tanta materia, y entonces nos deben inspirar sabiduría y longevidad, o algo así…

Las piedras han sido utilizados como objetos rituales en las mayoría de las religiones: las tumbas de las religiones monoteístas son generalmente placas de piedras. Los peregrinos musulmanes también dan vueltas alrededor de la piedra enorme de la Kaaba, en la Meca.

Varias personas me hablaron de Andy Goldsworthy después de ver este vídeo con las piedras y así descubrí su trabajo. Es un artista de Land Art que utiliza los movimientos y transformaciones de la naturaleza para crear sus piezas. Me gusta su forma de aprovechar las temperaturas, las inclinaciones, los movimientos del agua y del viento para dar vida a sus creaciones y dejar que se muevan. Aquí va un extracto de documental sobre su trabajo:

Estando todo el día en la playa, me impactó el movimiento constante de la naturaleza que se percibe a través de las olas, del viento, de los cambios de temperatura y de luz. Después de hacer el espiral de piedras, fui a comer y dar un paseo. Cuando volví a la zona donde había realizado el espiral, estaba completamente cubierta por el mar: la marea había subido.

Después de este día en la playa sentí que la manera más constructiva de relacionarnos desdel cuerpo con espacios naturales, no iba a ser tanto bailando o improvisando desde la danza en los espacios, sino más bien dejar que los cuerpos se adapten naturalmente a los espacios y dejar que estos nos muevan, nos inspiren ciertas acciones, movimientos o posiciones, que ni siquiera asociamos inicialmente con la danza. En este caso, desarrollé una acción sencilla pero que estaba especifícamente relacionada con los materiales del lugar. También observé la manera natural de comportarse de las demás personas en la playa, que no estaban buscando inspiración para un proyecto de danza (…), y me gustaban sus formas de sentarse, de estar simplemente. Aquí van unas fotos de estas personas y de las piedras:

Marea baja:

Marea alta:

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Residencia Bilbaoeszena en Bilbao. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s